Muchas personas sueñan con tener una finca (Casa Campestre) apartado del ajetreo típico de la ciudad. Una finca es sinónimo de tranquilidad y de amplitud. Pero tener una vivienda unifamiliar no siempre es la mejor opción para nuestra familia, sobre todo si no tomamos las medidas de seguridad apropiadas.

Las fincas independientes se caracterizan por tener parcelas de jardín muy amplias que pueden suponer un peligro para los integrantes de la vivienda. El miedo más frecuente que suelen tener los propietarios de una vivienda de este tipo es que entren a robar, ya que el aislamiento y la tranquilidad puede facilitar el asalto a la vivienda por parte de los ladrones.

No obstante, la seguridad puede estar de nuestra parte si tomamos medidas efectivas para evitar asaltos. Lo más habitual es diseñar un sistema de seguridad acorde al tipo de espacio que tengamos y a continuación os vamos a enumerar las distintas medidas que debemos tomar para no llevarnos un susto si tenemos una finca.

Protección externa

La protección externa se refiere a una protección fisica para el exterior de la vivienda, es decir, para la entrada a la parcela. Esto se soluciona colocando vallas altas, árboles frondosos o cualquier otro elemento que impida la visualización y el fácil acceso a la parcela o jardín de nuestro finca.

Puertas de seguridad

Quizá sea el elemento de seguridad más importante ya que cuenta con dos factores para evitar los robos: impide la entrada y tiene un efecto disuasorio para los amigos de lo ajeno. Las puertas de seguridad son importantes en pisos y oficinas, pero lo son aún más en viviendas unifamiliares por el aislamiento que las caracteriza.

Además el componente estético y de diseño de las puertas de seguridad otorga clase y distinción a la finca y eso es algo con lo que debemos contar. Podemos elegir entre multitud de puertas acorazadas aunque para las viviendas unifamiliares lo más habitual es elegir un modelo que nos garantice máxima protección como los de la Nivel 3 o Nivel 4.

Vigilar todos los puntos de entrada

No podemos dejar nada sin cubrir ya que muchos ladrones son delincuentes profesionales que controlan cada punto de entrada a las viviendas. Si tenemos una puerta de seguridad lo más seguro es que busquen otro punto de entrada como ventanas o puertas traseras así que debemos complementar la seguridad con rejas y cámaras de seguridad para tener la máxima protección en nuestra finca.